Cuál es el mejor momento para impermeabilizar y por qué hacerlo

Cuál es el mejor momento para impermeabilizar y por qué hacerlo

En Monterrey y Tampico, la llegada de la temporada de lluvias, por lo general se hace acompañar de las no gratas goteras y filtraciones de humedad, las cuales llegan para quedarse. Ante la presencia de éstas, lo más común es exigir un trabajo urgente de impermeabilización pero, en plena temporada no se garantiza obtener un buen resultado. Antes de impermeabilizar, es muy útil consultar a los expertos, en TurboRoof brindamos asesoría como una atención más al consumidor, y en esta nota le damos a conocer algunos de los factores a considerarse.

El primer punto a tener en cuenta, es saber que la impermeabilización es una protección contra los efectos que el agua puede causar a una edificación, es la manera de prolongar la vida de una construcción y que se trata de un trabajo integral, ya que el trabajar solo en ciertas áreas de riesgo, implica dejar abiertas otras posibilidades para que el agua haga de las suyas en el resto de la edificación, arruinando un buen trabajo realizado en otra sección.

Existen indicadores visibles que nos señalan el momento de realizar un mantenimiento superficial, tales como goteras, manchas de humedad en cielorrasos y paredes, que en términos generales aparecen por la saturación de agua; las grietas superficiales y  descascaramientos. Es posible que aún con la impermeabilización sigan apareciendo estos y otros defectos posteriores, la explicación es atribuible al producto, o bien a la mecánica del agua, pues es sabido que penetra rápidamente, pero tarda en evaporarse.

Son variadas las causas que retrasan la evaporación del agua, como la relación de mezcla en el hormigón de compresión, la composición de las baldosas y el espesor del fraguado del techo, entre otras. Por otra parte, el lugar de fabricación y la calidad del material se verán reflejadas en la cantidad de sales solubles, que al evaporarse el agua se convertirá en salitre y despegará el recubrimiento.

La humedad no solo afecta el aspecto de la propiedad, sino que deteriora los materiales de la construcción y puede llegar a enfermar el ambiente, provocando problemas de reumatismo, alergias e incluso asma en los habitantes.

En la mayoría de los casos, una impermeabilización exitosa está directamente relacionada con el proceso que se sigue en su colocación. La aplicación de la primera mano debe penetrar en todas las fisuras por pequeñas que sean y abarcar por completo toda la superficie. Se deja secar y se repite la operación las veces que sea necesario hasta formar una manta elástica e impermeable, lo importante no es la cantidad de manos que se apliquen, sino el espesor de la película y el secado entre capas.

De lo anterior se desprende que la época de lluvias, no es recomendable para impermeabilizar, se sugiere anticiparse a los aguaceros para permitir un secado perfecto entre las aplicaciones y aumentar la potencialidad del sistema impermeable y su correcta funcionalidad, siempre resultará  menos costosa la prevención, que las acciones correctivas urgentes.

— Posted on 04/18/2012 at 12:16 pm by

Tags: